22 ene. 2012

Venus podría contener seres vivos

Un artículo publicado en la revista Solar System Research reportó varios objetos semejantes a los seres vivos detectados en las fotos hechas por una sonda de aterrizaje de Rusia en 1982 durante una misión a Venus.

Leonid Ksanfomaliti, del Instituto de Investigación Espacial de la Academia rusa de Ciencias, hace investigaciones sobre publicaciones y analiza las fotos de la misión a Venus hecha por una sonda de aterrizaje soviética, denominada Venus-13, en 1982.
Las fotos cuentan con varios objetos, que Ksanfomaliti dijo, se parecía a "un disco", "un colgajo negro" y "un escorpión." Todos ellos "fluctúan y desaparecen", dijo el científico, en referencia a cambiar su ubicación en las fotos diferentes y dejar huellas en el suelo.

"What if we forget about the current theories about the nonexistence of life on Venus, let’s boldly suggest that the objects’ morphological features would allow us to say that they are living,” dice Ksanfomaliti en su artículo de la revista Solar System Research.

Más allá de esto, no hay datos que prueben la existencia de vida en Venus, donde la temperatura promedio en superficie es de 464 grados Celsius (867 grados Fahrenheit).

Fuente RIA Novosti

Antecedentes

Lo que se ha especulado bastante es que la vida en Venus, de existir, lo haría en la alta atmósfera, en forma de bacterias que vivan y se alimenten en las capas superiores de la atmósfera del planeta, donde las condiciones de presión y temperatura son favorables.

En el año 2002 los científicos Dirk Schulze-Makuch y Louis Irwin indicaron en la Conferencia Europea de Astrobiología en Graz que las nubes de la atmósfera venusina contienen los componentes químicos indicativos de actividad biológica. A partir d elos datos suministrados por varias misiones a Venus llegaron a esta conclusión. En la atmósfera del planeta se detectaron moléculas de ácido sulfúrico y dióxido de azufre, gases que reaccionan entre sí y que no podrían convivir de forma natural pues son muy reactivos. Es imposible que estos dos gases convivan juntos en un medio atmosférico, a menos que haya algo que los produzca; y ese algo serían microbios u organismos superiores. También se observó que la atmósfera de Venus contiene muy poco monóxido de carbono y sí gran cantidad de dióxido de carbono. De modo que, dicen los expertos, algo debe haber allí que produzca dióxido de carbono a expensas del monóxido u otros gases.

Entonces, la posibilidad de que exista vida en la alta atmósfera del planeta Venus es relativamente alta. Estas formas de vida serían casi seguro microbios (aunque hay quienes afirman que se podría tratar también de seres superiores). Sin embargo, los microbios serían más probables, siendo arqueobacterias de estrcturas extremófilas con un metabolismo completamente diferente a lo que conocemos en la Tierra. Estas bacterias se alimentarían de monóxido de carbono y dióxido de azufre.

El hecho de que seres de este tipo puedan evolucionar se basa en una conjetura que afirma que en el pasado del planeta, las temperaturas fueron mucho más benignas permitiendo el desarrollo de estos seres en la superficie. A partir de los modelos de evolución estelar se calculó con precisión la variación en la temperatura superficial en el Sol, lo cual indica que en los primeros momentos de la existencia de la Tierra, el Sol emitía aproximadamente el 70 por ciento de la energía que emite en la actualidad.

Luego, cuando la progresivamente creciente actividad del Sol comenzó a hacer llegar más calor a la atmósfera venusiana, desprotegida de campo magnético, el impacto del efecto invernadero habría sido muy violento, pero quizá lo suficientemente lento como para permitir adaptarse a estas formas de vida a un nuevo ambiente, por ejemplo, en las nubes. Allí, las temperaturas serían favorables y formarían un nuevo nicho ecológico que colonizar.

Fuente: Wikipedia

No hay comentarios: