27 abr. 2014

Ceres y Vesta fotografiados por el rover Curiosity desde Marte

Una nueva imagen producida desde el planeta Marte por el explorador Curiosity de la NASA muestra dos conocidos asteroides presentes en el cielo del planeta: Ceres y Vesta. Los mismos son objetivos de la misión Dawn de la NASA, que ya orbitó a Vesta en el año 2011 y 2012 y va camino a Ceres para el año que viene. Vesta es el tercer objeto más grande del Cinturón de Asteroides, y Ceres es considerado un planeta enano (como Plutón) dado su gran tamaño de casi 1000 kilómetros de diámetro.
Ceres y Vesta aparecen como rayas tenues producidas por la rotación del planeta tras 12 segundos de exposición. La imagen fue tomada por la cámara presente en el mástil del Curiosity (Mastcam), el 20 de abril de 2014, PDT (21 de abril, UTC). Una versión en alta resolución de la imagen, que también incluye otras observaciones realizadas la misma noche, se puede ver en: First Asteroid Image from the Surface of Mars.
"Esta imagen forma parte de un experimento para controlar la opacidad de la atmósfera por la noche en el lugar donde se halla el Curiosity. Allí, las nubes formadas por hielo de agua y bruma se desarrollan durante esta temporada", dijo Mark Lemmon, miembro del equipo que controla el rover marciano y de la Texas A&M University, College Station. "Las dos lunas de Marte fueron los principales objetivos de esa noche, pero nosotros elegimos un momento en que una de las lunas estaba cerca de Ceres y de Vesta en el cielo".

Ceres y Vesta vistos desde el cielo marciano. Crédito: NASA
Ceres y Vesta son mucho más grandes que los tipos de asteroides cercanos a la Tierra, y por supuesto se hallan a distancias mucho mayores. Estos dos cuerpos son objeto de estudio desde hace varios años. Una de las principales iniciativas por parte de la NASA es la misión de redirección de asteroides, lo que representa un gran desafío. Además, es de suma importancia mejorar los métodos de detección y de posible cambio de órbita de objetos con potencial de impacto sobre la Tierra.
Para esta misión de redirección, se empleará una nave espacial robótica impulsada por un sistema de propulsión eléctrica con energía solar; que pretenderá capturar un pequeño asteroide cercano a la Tierra o eliminar una roca desde la superficie de un asteroide más grande. La nave espacial, entonces, intentará redirigir el objeto en una órbita estable alrededor de la Luna.
Luego de la captura y el traslado a la órbita lunar, los astronautas viajarán a bordo de la nave espacial Orion de la NASA para posteriormente encontrarse en la órbita lunar con el asteroide capturado. Una vez allí, se podrán recoger muestras y traerlas a la Tierra para su estudio.
El gran reto, como se mencionó más arriba, es la detección de objetos peligrosos, los que pueden representar una amenaza directa a la Tierra. La búsqueda de mejores ideas para encontrar asteroides que representen una amenaza potencial para las poblaciones humanas es imperiosa.

Más información acerca de la misión Dawn:

2 comentarios:

José GDF dijo...

Hola, Mariano. Sólo venía a comentar que no parece nada claro que esa misión de la Nasa sea posible, al menos a tan relativamente corto plazo. En este enlace que te paso hay más información al respecto. Por cierto, blog muy recomendable, si quieres estar al día en astronáutica:

http://danielmarin.naukas.com/2013/08/12/capturando-asteroides-para-la-nasa/

El Curiosity parece que va a seguir dando de qué hablar, a pesar del mal estado de sus ruedas.

Interesante artículo, Mariano. Saludos.

Mariano Miguel L. dijo...

Gracias por el aporte, José, se ve muy completo. Ya lo leo. ¡Saludos cordiales!