2 ago. 2014

La Tierra recibió el impacto de gigantescos asteroides hace más de 4 mil millones de años

Un nuevo modelo que simula el bombardeo primitivo que sufrió el planeta Tierra por parte de enormes asteroides fue desarrollado por un grupo internacional de científicos liderado por el Instituto de Investigación del Sudoeste (SwRI). El modelo indica que la Tierra estaba en esos tiempos remotos intensamente fundida en gran parte de su superficie, con sus componentes mezclados, como resultado de los impactos de asteroides gigantes. Todo esto ocurrió hace más de cuatro mil millones de años. El modelo, calibrado usando la Luna y también datos terrestres, arroja luz sobre el papel que las colisiones de asteroides han jugado en la evolución geológica de las capas superiores de la Tierra durante el llamado eón geológico del "Hades" o Eón Haédico, el primer eón geológico, hace aproximadamente en la cifra mencionada más arriba de 4 a 4,5 mil millones años.


"En esa remota época pudo haber regiones de la superficie de la Tierra que sobrevivieran a los impactos y sus efectos", dijo el Dr. Simone Marchi, autor principal del estudio y científico planetario de la Dirección de Ciencia Planetaria de SwRI en Boulder, Colorado. "La nueva imagen que emerge de este trabajo en referencia al Eón Haédico de la Tierra tiene implicaciones importantes para su habitabilidad", dijo Marchi.
Impactos grandes tuvieron efectos particularmente graves sobre los ecosistemas existentes. Los investigadores encontraron que, en promedio, hace más de cuatro mil millones años se podrían haber sucedido unos cuatro impactos con objetos que superaron los 900 kilómetros de largo, capaces de una esterilización global total, y entre tres a siete impactos más con objetos de la mitad del largo de los anteriores, los cuales fueron capaces de la vaporización del océano de forma global. Estos objetos, denominados “impactadores”, habrían golpeado a nuestro planeta a intervalos relativamente regulares en el Eón Haédico.
A partir de lo anterior, Marchi dijo: "Durante ese tiempo, el desfase entre grandes colisiones fue lo suficientemente largo como para permitir períodos en que las condiciones fueron clementes, al menos a escala local". Y continuó diciendo que cualquier forma de vida que emergiera durante el Eón Haédico probablemente tendría que ser resistente a las altas temperaturas, aunque podría haber sobrevivido a un periodo tan violento en la historia de la Tierra por prosperar en nichos bajo Tierra o en la corteza debajo del océano.
"Un gran impacto de un asteroide podría haber enterrado una cantidad sustancial de la corteza terrestre", dijo el Dr. Yvonne Pendleton, director SSERVI en Ames. "Este nuevo modelo ayuda a explicar cómo los impactos repetitivos de asteroides pueden haber enterrado las rocas más antiguas de la Tierra".


Fases de crecimiento terrestre

Modelos de formación de planetas terrestres indican que la Tierra pasó por una serie de importantes fases de crecimiento: Inicialmente fue a partir de la acreción de planetesimales (embriones planetarios) durante muchas decenas de millones de años. Luego, un impacto gigante dio lugar a la formación de la Luna. Lo anterior fue seguido por el bombardeo tardío de asteroides enormes, de varias decenas a cientos de kilómetros de “diámetro”, que golpearon periódicamente la antigua Tierra. Estos asteroides empequeñecieron el que presuntamente extinguió a los dinosaurios (estimado en 10 kilómetros de largo), hace sólo 65 millones de años.
Los investigadores estiman que la acreción durante el bombardeo tardío contribuyó en aumentar la masa de nuestro planeta en un uno por ciento de su masa actual. Aunque este valor parezca ser de pequeña influencia, en realidad estos asteroides gigantes tuvieron un efecto profundo sobre la evolución geológica de la Tierra primitiva. Hace más de cuatro mil millones años la Tierra tuvo que resurgir de sus cenizas una y otra vez por causa de estos impactos colosales.

Vaporizar toda el agua de los océanos

Por otra parte, las grandes colisiones de esta época tardía también pueden haber hecho que toda el agua de los océanos pasara en varias ocasiones a formar parte de la atmósfera, en densas nubes de vapor. Pero a pesar del intenso bombardeo mencionado, los hallazgos son compatibles con la presencia de agua líquida en la superficie de la Tierra tan pronto como hace unos 4,3 hasta 4,4 mil millones años, (todo esto sobre la base de datos geoquímicos).

La nueva investigación revela que las colisiones de asteroides no sólo alteraron gravemente la geología de la Tierra hace más de 4 mil millones de años, sino que también es probable que jugaran un papel importante en la evolución de la vida en la Tierra primitiva.

Por BFA para cienciahistoria.com
Fuente principal: The Daily Galaxy

No hay comentarios: